Home Noticias

Leopoldo-Pomes-Premio Nacional de Fotografía 2018

Leopoldo Pomés es desde ayer, Premio Nacional de Fotografía, el galardón más prestigioso que se concede en España a esta disciplina. Mérito no le faltan a este barcelonés, a punto de cumplir 87 años y con un pasado lleno de hallazgos y de éxitos en el terreno de la imagen, tanto en la fotografía como en las películas publicitarias y la concepción de eventos.

Una imagen de su primera época, la publicidad aún era futuro

Su historia viene de lejos. El joven Pomés anduvo de trabajo en trabajo hasta que un día, en 1946, decidió dedicar el sueldo que ganaba en la fábrica de Flan Potax a adquirir una cámara fotográfica. Su vida iba a cambiar. Ese fue el inicio de una carrera que empezó como aficionado orientado a la fotografía artística y el retrato innovador y se encuadró, como tantos otros creadores españoles, en la estela del mítico grupo andaluz AFAL que fue tan importante para la renovación del lenguaje fotográfico en nuestro país.

Sin embargo, hacer buenos retratos, innovadores reportajes e imágenes fine art, no daba de comer así que Pomés, hombre práctico e industrioso, derivó hacia el mundo de la publicidad. Fue en ese ámbito donde se reveló la inteligencia e intuición gráfica de un creador que fue fértil en la producción de abundantes imágenes llenas de fuerza, expresividad e impacto gráfico, es decir, todo lo que necesita una buena imagen publicitaria.

Leopoldo-Pomes-Premio Nacional de Fotografía 2018
El retrato fue uno de los primeros géneros en los que destacó el joven Pomés

Hay que ser ya mayor para ello, pero quienes peinamos canas tenemos aún en la mente sus imágenes de la rubísima Margit Kocsis montada a pelo sobre un caballo blanco para anunciar Terry o, por supuesto, las burbujas de Frixenet e incluso la imagen titulada Eva, fabulosa fotografía en blanco y negro, creada para anunciar pantys, que pone de manifiesto su maestría a la hora de sintetizar y convertir el cuerpo de la mujer en signo.

Leopoldo-Pomes-Premio Nacional de Fotografía 2018
Eva, una imagen llena de fuerza que en su día se utilizó para anunciar pantys

Leopoldo Pomés

Nació el año 1931 en la ciudad de Barcelona, donde realizó sus estudios primarios y comenzó los secundarios, después de ejercer varios oficios se interesó por la fotografía que aprendió de modo autodidacta.1​ En 1955 hizo su primera exposición en las Galerías Layetanas de Barcelona,2​ en la que presentó una serie de retratos que crearon polémica al emplear una técnica distante a la propuesta desde las agrupaciones fotográficas.3​ Sin embargo esta exposición fue muy bien valorada por los miembros del grupo Dau al set que habían posado para algunos de esos retratos. Su obra se dio a conocer a nivel nacional tras su participación en el Anuario de la Fotografía Española de 1958 editado por AFAL, junto a otros fotógrafos de vanguardia en aquel momento.4​

Su fotografía estaba dotada de un estilo muy personal,5​ pero poco a poco fue decantándose hacia la producción audiovisual en publicidad.6​ En 1961 fundó con su pareja Karin Leiz, el Studio Pomés con el que se dio a conocer como fotógrafo de publicidad y poco después entró como director creativo en la agencia de publicidad Tiempo. Uno de sus trabajos más conocidos es la creación del spot publicitario “Las burbujas Freixenet”, siendo director publicitario del grupo Freixenet hasta 2006. También ha desarrollado campañas publicitarias para otras marcas. Obtuvo el Primer Premio de Publicidad en la Bienal de Venecia y el Festival de Cannes. Junto a Víctor Sagi dirigió el espectáculo de apertura de la Copa Mundial de Fútbol de 1982 celebrado en Barcelona. Fue elegido para crear la campaña de imagen de la candidatura de Barcelona por organizar los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Leopoldo Pomés, La Voz de la imagen

En este interesante documental crfeado por Publio López Mondéjar para el Ministerio de Cultura de España se puede disfrutar una entrevista con Leopoldo Pomés en la que habla de su obra y su vida como fotógrafo.

.

Dejar un comentario: