Home Libros de Fotografía

El Retrato Dramático, un libro con todas las claves de iluminación

El Retrato Dramático es el título de una novedad editorial firmada por Chris Knight y publicada por Anaya Multimedia. El subtítulo de la obra es muy revelador: El arte de fabricar luces y sombras y eso es precisamente en lo que se centra, enseñar con detalle el manejo de la luz y la posproducción para producir fotografías de retrato en las que el fotógrafo no deje nada al azar en cuanto a iluminación se refiere.

Como el retrato es posiblemente el género fotográfico que tiene unas raíces históricas más profundas, lo primero que Chris Knight hace es dedicarle un capítulo completo a repasar la evolución del retrato en el arte desde los clásicos hasta la aparición de la fotografía. Es muy positivo que el autor llame la atención sobre las raíces del retrato y que suscite en los lectores la inquietud por estudiar y buscar inspiración en la Historia del Arte, aunque claramente, las dimensiones de esta evolución rebasan las 63 páginas que el libro le dedica a ese repaso.

A partir de ahí, el libro entra en la materia del retrato fotográfico de una manera sistemática. Primero desmenuza todo lo relacionado con la calidad de la luz, sus fuentes y el efecto que tienen sobre ella factores como la distancia o los modificadores aplicados a la fuente. No es, claro, una aproximación teórica sino que el autor se ha esforzado por ir paso a paso e ilustrar cada posible modificación. De esta manera, vemos la fotografía tomada y una imagen del estudio en la que es posible distinguir perfectamente la colocación de la luz, el modificador empleado y la distancia de la fuente al fondo y al sujeto. Es decir, todos los elementos que intervienen sobre el efecto de la iluminación.

Si ya entendemos cómo funciona la luz y las diferentes formas de moldearla, ahora toca ponerse manos a la obra para crear con ella buenos retratos. En eso es en lo que se centra el tercer capítulo de El Retrato Dramático. Nos habla sobre los diferentes patrones de iluminación: Rembrandt, Split, loop, luz amplia o corta, etc. Y de ahí salta en el siguiente capítulo, a mostrar una docena de esquemas de iluminación con una, dos o tres luces que funcionan bien. Personalmente, los esquemas de iluminación siempre me han parecido una información valiosísima, así que me merece mucho aprecio este capítulo. Además, en la parte final de la obra se recogen tres estudios de casos que no sólo contienen el esquema de iluminación sino una radiografía completa de todos los elementos de la toma, el estilismo y la posproducción.

El libro ofrece más. Hay un capítulo sobre el color, otro sobre el estilismo, uno más acerca de la búsqueda de un estilo propio… y uno de especial importancia dedicado a la posproducción. Es este, Chris Knight pasa revista a todos los elementos que hay que tocar en el trabajo posterior a la toma. Incluye desde los pasos del revelado RAW, al retoque de la piel, el licuado, el Dodge and burn, etc. todo de manera sumaria, dada la extensión que tiene cada uno de esos temas en sí mismo.

Mi impresión al llegar al final del libro es que su autor ha hecho un esfuerzo honesto por dejar reflejado en una sola obra todos los elementos que es necesario trabajar para hacer un buen retrato. Pese a sus 272 páginas, el libro tiene cierto aire de breviario ya que lo contiene todo, algunas cosas de manera somera. Creo que con estas características se convierte en un buen texto para fotógrafos principiantes e intermedios en el arte del retrato. Un texto que, sin duda, les impulsará a seguir aprendiendo y profundizando en los múltiples caminos y materias que Knight pone al paso del lector.

El libro puede ser adquirido en este enlace: El retrato dramático: El arte de crear luces y sombras

El Retrato Dramático, un libro con todas las claves de iluminación

Dejar un comentario: