Home Libros de Fotografía

vivir-de-la-fotografia

Cada vez hay más libros de fotografía que no enseñan hacer fotos, sino que se centran en cómo convertirse en fotógrafo profesional. Este es el caso de Vivir de la fotografía (Anaya Multimedia) subtitulado Descubre la fórmula para ser un profesional de éxito y firmado por Will Marsala, un fotógrafo afincado en Madrid que desarrolla varias líneas de trabajo profesional: bodas, fotografía corporativa, culinaria, retratos…

El lector no va a encontrar en esta obra recomendaciones sobre cámaras, a objetivos, exposiciones, técnica, etc. Por el contrario, obtendrá un relato bastante detallado sobre diversos aspectos que el fotógrafo necesita conocer para asentarse y desarrollarse profesionalmente, empezando por la creación del portfolio, la promoción, el cálculo de los presupuestos, los aspectos legales de la fotografía, la gestión de la marca o la puesta en marcha de un negocio.

Marshall ha considerado que merecía la pena empezar su libro contándonos su vida desde la primera cámara que le regaló su tía siendo un niño, hasta los diversos pasos que dio en su formación profesional antes de empezar a ser él quien paulatinamente comenzó a dar clases. Consideró que esta parte del libro es bastante útil, sobre todo para los lectores de un entorno cultural próximo al de Marsala, me refiero los de un país como España ya que, muchas veces, el relato vital de los fotógrafos norteamericanos o ingleses dista mucho de reflejar las posibilidades que tiene un profesional de la fotografía en un país como el nuestro donde la industria es mucho más débil que en aquellos.

Dado que el libro está escrito desde la experiencia y huye completamente de teorizar, todo lo expuesto resulta muy práctico. Lo es en todo lo relativo al portfolio, la página web y la promoción en redes sociales y mediante posicionamiento o SEO y SEM, pero lo es incluso mucho más cuando el autor aborda un asunto que siempre resulta peliagudo para quien se inicia profesionalmente en la fotografía: el presupuesto.

Marsala da consejos prácticos sobre cómo presupuestar un trabajo y también despliega a lo largo de varias páginas su conocimiento del mundo profesional al explicarnos cómo no caer en trabajos trampa y las posibles estrategias que tiene a su disposición el profesional para defender los presupuestos.

Íntimamente relacionado con el presupuesto, otro capítulo aborda al briefing y el contrabriefing que, bien mirados, son la tabla de salvación del fotógrafo para no caer en concepciones erróneas del trabajo que le lleven a presupuestar un encargo por encima o por debajo de lo que sería adecuado o a tener que trabajar mucho más de lo previsto.

Marsala agota los aspectos prácticos del negocio con varios capítulos más dedicados al trato con el cliente, la marca personal, la redacción de los contratos, los derechos de autor, etc. Con lo que, desde mi punto de vista, todos los aspectos prácticos relacionados con el negocio de la fotografía quedan cubiertos en esta obra.

Para cerrar el libro el autor ha reservado un par de capítulos ligeramente diferentes. O uno se dedica al flujo de trabajo a lo largo del proyecto fotográfico y el otro aborda uno por uno distintos tipos de fotografía (moda, bodas, producto o, fotoperiodismo, banco de imágenes, gastronomía, retratos) y en cada uno de ellos ofrece una breve orientación sobre cuáles deberían de ser los pasos a dar por parte de aquel que desea dedicarse específicamente a ese género fotográfico de manera profesional.

Creo que este libro consigue su objetivo, es decir, ser una obra eminentemente práctica que puede ayudar a todos aquellos que quieren dedicarse profesionalmente a la fotografía en cualquiera de sus ámbitos.

El libro puede ser adquirido desde este enlace: Vivir de la fotografía. Descubre la fórmula para ser un profesional de éxito

vivir-de-la-fotografia-portada

Dejar un comentario: