Home Libros de Fotografía

El libro de los Flash, de Scott Kelby para un aprendizaje rápido y superpráctico

Scott Kelby ha escrito docenas de libros pero hasta el momento no le había dedicado ninguno monográficamente a la utilización del flash de mano. El libro de los Flash (Anaya Multimedia) llena ese hueco y lo hace con un volumen al más puro estilo Kelby, cargado de humor y un poco gamberro en ocasiones, pero extraordinariamente práctico. ¡Vale su peso en oro!

Resulta paradójico pero cuando has terminado de leer El Libro de los Flash, sientes que no sabes mucho sobre cómo funciona un flash de mano pero… tienes al mismo tiempo todas las claves sobre cómo usarlo para conseguir buenas fotografías en diferentes situaciones (interiores, exteriores, estudio, bodas, etc.). Son las cosas -maravillosas- de Scott Kelby y su estilo superpráctico de docencia, algo así como “olvidémonos de la teoría y aprendamos rápidamente a trabajar”.

En el desarrollo de los contenidos, Kelby le ha aplicado a este libro el esquema que venía empleando en su serie sobre Fotografía Digital, es decir, cada página recoge un concepto y lo desarrolla en un solo párrafo más o menos extenso que está apoyado por una o más fotografías de ejemplo.

El volumen contiene 208 páginas y en ellas se recogen 10 capítulos. Pese a que cada uno aborda nominalmente temas diferentes, para lograr el máximo aprovechamiento de las enseñanzas vertidas en el volumen, es altamente recomendable leerlo desde el principio y no saltarse nada ya que Kelby, página a página, va exponiendo píldoras de conocimiento y se necesita asimilar todas ellas para curarse totalmente de una enfermedad muy común: usar mal el flash de mano.

A lo largo del libro Scott Kelby va explicando qué ajustes de cámara y de flash hay que emplear, qué accesorios son necesarios para que la iluminación resulte atractiva, cómo usar el flash en interiores y exteriores, las claves para iluminar un fondo, cómo trabajar con el flash en una boda o al hacer retratos… todo. A modo de broche final, el autor ha añadido un capítulo resumen pensado para que el lector vuelva a él para recordar de manera rápida todos los aspectos esenciales del proceso de trabajo con flash cuando vaya a organizar una sesión.

Por cierto, quienes están acostumbrados a leer libros de Scott Kelby ya saben que las introducciones a los capítulos son material opcional que puedes leer o no en función de si te gustan sus bromas, ya que en ellos descarga todo su humor gamberro. Creo que en este libro ha llegado al paroxismo. La introducción al capítulo 2, sobre la conveniencia de saber latín y ser cura católico para usar bien el flash, parece realmente una pieza surrealista no muy lejos de las parrafadas estrambóticas del propio Dalí.

Sin reservas, un libro altamente recomendable.

El libro puede ser adquirido a través de este enlace: El libro de los Flash

El libro de los Flash, de Scott Kelby para un aprendizaje rápido y superpráctico

2 respuestas a este post

Dejar un comentario: