Peter Lindbergh cuenta su historia en La Coruña

Tras su inauguración en Dusseldorf en 2020 y su posterior paso por Turín, se puede ver en La Coruña hasta el 28 de febrero de 2022 la exposición Peter Lindbergh: Untold Stories una retrospectiva comisariada en su día por el propio Lindbergh, poco antes de su fallecimiento en 2019.

A partir del último cuarto del siglo XX, Peter Lindberh, gracias a una personal visión en blanco y negro desnuda de artificios, se convirtió en uno de los grandes nombres de la fotografía de moda y fue puntal del fenómeno de encumbramiento de las “top models” en los años 90. Sus imágenes han estado protagonizadas por nombre de ese firmamento como Cindy Crawford, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Tatjana Patitz o Christy Turlington, pero también del star system como Nicole Kidman, Charlotte Rampling o Uma Thurman entre muchísimas otras.

En la muestra de La Coruña es posible recrear el paso de cuatro décadas de carrera fotográfica a través de 161 imágenes que el propio fotógrafo seleccionó en su día. Puede que no estén todas las que el público y los editores reconocieron a lo largo de los años como las más icónicas, pero el conjunto de las presentes posee la virtud de representar aquello que subjetivamente el autor identificaba como la esencia de su trabajo y eso, sin duda, tiene un gran valor.

blank
Karen Elson, Los Angeles, 1997 © Peter Lindbergh (courtesy Peter Lindbergh Foundation, Paris)

Estructura de la exposición

Peter Lindbergh: Untold Stories ocupa una nave de la zona portuaria de La Coruña, expresamente reconvertida en sala de exposiciones para la ocasión. La exposición se articula a través de tres secciones. En la primera, Manifest, el autor firma en imágenes un manifiesto sobre cómo concibe su obra y lo hace mediante dos instalaciones monumentales donde las fotografías brillan con luz propia en la oscuridad de la sala. Viene luego la exhibición de obras de distintos momentos y temas agrupadas sin criterio cronológico, pero buscando conexiones que resulten inesperadas o de alguna manera sorprendentes.

Finalmente, el tercer bloque expositivo es un quiebro para mostrar otra faceta que Lindbergh cultivo y en la que fue reconocido con algunos premios: el documental. Se llama Testament y es la filmación silenciosa de Elmer Carroll, un condenado a muerte en Estados Unidos al que Lindbergh filmó a través de un espejo unidireccional

blank
Linda Evangelista, Michaela Bercu & Kirsten Owen, Pont-à-Mousson, 1988 © Peter Lindbergh (courtesy Peter Lindbergh Foundation, Paris)

Una iniciativa de Marta Ortega

Marta Ortega, hija del fundador de Inditex (Zara), fue a lo largo de los años amiga de Peter Lindbergh (quien realizó el reportaje de su boda) y a ella corresponde la iniciativa de haber traído esta exposición a España y organizarla en La Coruña.

Casualidad o no, la inauguración de la muestra ha coincidido en el tiempo con el anuncio de su próxima asunción de la presidencia del grupo Inditex, la mayor empresa española por capitalización bursátil.

Marta Ortega afirmaba que organizar la muestra “es algo que hago con el único propósito de que los coruñeses, los gallegos, los españoles, y los viajeros de cualquier parte del mundo que visiten esta maravillosa tierra, puedan disfrutar gratuitamente de esta exquisita exposición que Peter preparó hasta el último detalle antes de su prematuro fallecimiento. Espero, y creo firmemente, que este será solo el comienzo para muchas personas que, cuando descubran el mundo de Peter, se enamorarán de sus imágenes y se interesarán por conocer su figura más en profundidad”.

La apertura al público de la exposición ha venido precedida por una serie de fastos incluida una cena que contó con la presencia de varias decenas de personajes internacionales del mundo de la moda, el cine o la fotografía que han asegurado la presencia del evento en el couché nacional e internacional.

blank
Marta Ortega con Naomy Campbell y Benjamin Lindbergh

Visita gratuita y programa educativo

Gracias al patrocinio (no sabemos si de Marta Ortega o de alguna de las sociedades familiares o la fundación del Grupo) la visita a la exposición es gratuita. Además, se ha querido promover una conexión adicional entre la exposición y su contexto local a través del programa educativo, que pondrá en valor la obra de Lindbergh entre los estudiantes con el objetivo de promover el interés por las artes visuales.

La Universidad de A Coruña y una serie de artistas visuales gallegos han colaborado en la organización de talleres en colegios y visitas a la exposición que podrán disfrutar unos 2.000 estudiantes.

El catálogo de la exposición fue publicado en edición plurilingüe en el año 2020 por Taschen y se puede adquirir a través de este enlace: Peter Lindgbergh. Untold Stories.

blank

Peter Lindbergh

Peter Lindbergh (1944-2019) es considerado uno de los fotógrafos más influyentes del panorama contemporáneo. Nació en Lissa (en la Polonia ocupada) en 1944 y pasó su infancia en Duisburg (Renania del Norte-Westfalia). Trabajó como escaparatista para unos grandes almacenes locales hasta que a principios de los 60 se matriculó en la Academia de Bellas Artes de Berlín. El propio artista recordaba así aquellos años: «Prefería dedicarme a buscar las fuentes de inspiración de Van Gogh, mi ídolo, en lugar de pintar los retratos y paisajes obligatorios que se enseñaban en las escuelas de arte…».

Inspirado por la obra de Van Gogh, pasó casi un año en Arlés para luego embarcarse en un viaje en autoestop por España y el Norte de África. Más tarde, estudió pintura libre en la Escuela de Artes de Krefeld. Joseph Kosuth y el movimiento conceptual fueron grandes influencias para él, que antes incluso de graduarse ya fue invitado a presentar su obra en la célebre y vanguardista Galerie Denise René – Hans Mayer en 1969.

Tras mudarse a Düsseldorf en 1971, empezó a prestarle más atención a la fotografía y trabajó durante dos años como asistente del fotógrafo Hans Lux, antes de abrir su propio estudio en 1973. Lindbergh empezaba a ser bastante conocido en su país cuando se unió a la familia de la revista Stern, junto con leyendas de la fotografía como Helmut Newton, Guy Bourdin y Hans Feurer, y en 1978 se instaló en París para seguir con su carrera.

Considerado un pionero de la fotografía, introdujo una forma de nuevo realismo mediante la redefinición de los estándares de belleza con imágenes atemporales. Su enfoque humanista y su idealización de la mujer lo distinguen de otros fotógrafos, ya que siempre privilegió el alma y la personalidad en su obra. Lindbergh creía que había algo en cada persona que la hacía

interesante, más allá de su edad, y por ello revolucionó los estándares de la fotografía de moda en épocas en las que se abusaba del retoque. En sus propias palabras: «Los fotógrafos de hoy en día tienen la responsabilidad de liberar a la mujer, y en definitiva a cualquier persona, del terror de la juventud y la perfección».

Fue el primer fotógrafo que incluyó una narrativa en sus series de moda, que a su vez abrió la puerta a una nueva visión del arte y la fotografía de moda. Con el paso de los años, Lindbergh ha ido creando imágenes con una perspectiva minimalista de la fotografía posmoderna que han marcado la historia de la fotografía de moda. En 1988, Lindbergh se ganó el reconocimiento internacional por mostrar a una nueva generación de modelos vestidas con camisas blancas. Las había descubierto recientemente y sería el encargado de lanzar sus carreras.

blank

Un año más tarde, las jóvenes promesas de la moda Linda Evangelista, Naomi Campbell, Cindy Crawford, Christy Turlington y Tatjana Patitz, posaron para él en la que sería la legendaria portada de Vogue Reino Unido de enero de 1990.

La estrella del pop George Michael, origen del movimiento de las «supermodelos» que luego continuaría Gianni Versace, se inspiró en las fotografías de Lindbergh para Vogue para crear el icónico videoclip de su canción «Freedom 90», que marcó el inicio de una era de modelos celebrities que supuso la redefinición de la imagen de la mujer moderna.

Famosa por sus series narrativas de moda, la obra de Lindbergh destaca fundamentalmente por sus retratos sencillos y reveladores, sus naturalezas muertas y sus fuertes influencias del primer cine expresionista alemán y del entorno industrial de su infancia, la danza y los cabarets, además de los paisajes y el espacio exterior. Desde finales de los 70, Lindbergh trabajó con las marcas y revistas de moda más prestigiosas, entre las que se incluyen ediciones internacionales de Vogue, The New Yorker, Rolling Stone, Vanity Fair, Harper’s Bazar USA, Wall Street Journal Magazine, The Face, Visionaire, Interview y W.

Su obra forma parte de las colecciones permanentes de un gran número de museos de arte de todo el mundo y también se ha expuesto en los más prestigiosos museos y galerías: el Victoria & Albert Museum (Londres), el Centro Pompidou (París) y la exposición A Different Vision on Fashion Photography en el Rem Koolhaas’ Kunsthal en Rotterdam (septiembre de 2016), así como exposiciones individuales en el Hamburger Bahnhof (Berlín), el Bunkamura Museum of Art (Tokio) y el Museo Pushkin (Moscú).

Lindbergh también dirigió películas y documentales aclamados por la crítica: Models, The Film (1991); Inner Voices (1999), que ganó el premio al Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) en 2000; Pina Bausch, Der Fensterputzer (2001) y Everywhere at Once (2007), que contó con la narración de Jeanne Moreau y se presentó en los festivales de Cannes y Tribeca.

Peter Lindbergh falleció el 3 de septiembre de 2019. Dejó esposa, Petra Sedlaczek, y cuatro hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz tu comentario
Por favor, introduce tu nombre