Garry Winogrand y Nicholas Nixon, contribución de Mapfre a PhotoEspaña en Barcelona

Garry Winogrand y Nicholas Nixon son los dos autores que la Fundación aporta desde Barcelona (en Madrid ofrecen una importante retrospectiva de Bill Brandt) a la larga lista de nombres que componen el cartel de exposiciones de la edición de PhotoEspaña 2021. Estas dos muestras inauguradas en paralelo permanecerán abiertas al público hasta el 5 de septiembre en el centro de fotografía KBr.

La relación de la Fundación Mapfre con estos dos maestros de la fotografía norteamericana viene de lejos. Del primero ofreció en 2015 en Madrid la primera gran retospectiva que se celebraba en el último cuarto de siglo y del segundo adquirió hace muchos años su mítica serie de Las Hermanas Brown.

Garry Winogrand

Junto a sus obras en blanco y negro más conocidas, la exposición que se celebra en Barcelona de este maestro del documentalismo social norteamericano aporta una importante novedad: la proyección de 152 diapositivas a color que se proyectan por primera vez en España y pertenecen al corpus de obra en color que el autor comenzó a construir desde principios de los años 50.

blank

Influido por Walker Evans y Robert Frank, amigo de Diane Arbus y de Lee Friedlander, aficionado a la música y poco dado a hablar de fotografía, así era Garry Winogrand, un nombre fundamental en la historia de la fotografía de la segunda mitad del siglo XX que murió joven y dejó más de 6.600 rollos sin revelar porque en la última etapa de su vida salía a la calle para fotografiarla pero ni siquiera procesaba sus carretes.

Winogrand fotografió la vida cotidiana de norteamérica y plasmó con sus instantáneas a políticos, hombres de negocios, mujeres, atletas y actores famosos, muchos de ellos en pleno centro urbano de Nueva York.

Su modo de fotografiar, casi de forma compulsiva, refleja el caos y la vitalidad de la esta sociedad. Su trabajo presenta una realidad que se muestra tal y cómo es, sin juicios morales.

Para su publicación The Animals, editada en 1969, también fotografió exhaustivamente el zoológico del Bronx y el Acuario de Coney Island, ambos en la ciudad de los rascacielos.

blank

Además, recogió en su obra las manifestaciones y los movimientos pacifistas y contraculturales de la década de los sesenta, derivados de la Guerra de Vietnam, que reflejaban un sentimiento de desintegración nacional.

Nicholas Nixon

La larga carrera de Nicholas Nixon ha transitado diversos géneros fotográficos hasta pero está claro que desde los años 70 el retrato es su especialidad.  Dentro de ella, una fotografía familiar de sus cuñadas y su mujer, sentó las bases de un reconocimiento que se ha hecho internacional y duradero. Hablamos por supuesto de la archiconocida serie de las Hermanas Brown que año a año aumenta con una nueva fotografía.

Con la adquisición de esta serie la Fundación Mapfre inició su colección de fotografía en 2009 y desde entonces ha ido adquiriendo la nueva imagen de cada año retrata a las hermanas. Esta serie, por cierto, también forma parte de las colecciones del MoMA de Nueva York, el Museum of Fine Arts de Houston, la National Gallery of Art de Washington, o la Fundación A de Bruselas.

blank
Nicholas Nixon – Serie Las Hermanas Brown correspondientes a 1975 y 2015
blank

En 1974, con motivo de una reunión familiar, Nixon realizó un retrato de su esposa Beverly Brown y sus tres cuñadas. Entonces Bebe tenía veinticinco años y sus hermanas, Heather, Laurie y Mimi, veintitrés, veintiuno y quince respectivamente. La toma no satisfizo sus expectativas, pero al año siguiente volvió a intentarla y obtuvo mejores resultados, convirtiéndose en la fotografía inaugural de una de las series más conocidas en el ámbito de esta disciplina. Desde entonces, cada año, Nixon repite la experiencia.

Nixon explota aquí con naturalidad una de las cualidades primarias de la fotografía: la nostalgia que provoca su capacidad de detener el tiempo y que hace de esta disciplina un arte capaz de mostrar la implacable vulnerabilidad de las personas, el paso irremediable de la vida.

La serie, desde su inicio, comparte algunas constantes formales. Para su realización, Nixon viene utilizando una cámara de 8 × 10 pulgadas (20,3 × 25,4 cm), formato poco habitual hoy, pero al que se mantiene fiel por la notable calidad de los resultados que obtiene. En cuanto a la forma de captar a las hermanas, estas aparecen siempre en el mismo orden: el que ocuparon por azar la primera vez que fueron fotografiadas, y ocasionalmente en pose frontal, mirando a la cámara. Por lo general, las fotografías se realizan en exteriores, aprovechando una luz natural que inunda toda la composición.

Dejar respuesta

Por favor, haz tu comentario
Por favor, introduce tu nombre