Prueba: Canon imagePROGRAF Pro 1000: excelentes copias de color y blanco y negro

Después de probar la impresora imagePROGRAF PRO 300 de tamaño A 3+, ahora he tenido la oportunidad de utilizar a fondo a la que es su hermana mayor, la imagePROGRAF PRO 1000.

Se trata de una impresora de 12 tintas, capaz de imprimir copias de tamaño A 2, es decir, de 42 x 59,4 cm, tanto en blanco y negro como en color y sin bordes, incluso en papeles gruesos de la categoría fine art.

Cómo podéis ver el vídeo que acompaña a este post, es una impresora grande, mide 73 cm de ancho por 43 de fondo, pero sigue siendo un aparato de sobremesa, de hecho, la más grande de las impresoras de sobremesa fabricadas por Canon. A partir de este modelo, los superiores son ya plotters que se soportan sobre patas y no están diseñados para ser colocados sobre una mesa.

Copias excelentes en ByN y color

Mi opinión, tras someter la ImagePROGRAF PRO 1000 a diferentes pruebas e imprimir muchas copias con ella, es sencillamente excelente. Estamos ante una impresora profesional que produce magníficas copias, susceptibles, por su calidad, de ser vendidas como copias artísticas o colgadas en exposiciones.

La calidad de las copias creadas con esta impresora es homogénea tanto en las fotografías de color como en las de blanco y negro. Precisamente, es en el blanco y negro donde muchas otras impresoras bajan la calidad de sus resultados ostensiblemente porque sus copias tienden a mostrar dominantes de color (generalmente verde o magenta) en función de la luz bajo la que son observadas. Es el famoso y temido problema del metamerismo, algo que no he encontrado en las copias producidas con esta impresora.

imagePROGRAF-PRO-1000 imprtesora profesional de alta calidad

Para quién es la ImagePROGRAF PRO 1000

¿Quién es el destinatario de una impresora como esta? Por sus características, lo lógico es pensar en estudios de fotografía o de diseño y publicidad, e incluso pequeñas tiendas que quieran ofrecer a sus clientes impresiones de gran tamaño a alta calidad, no ya copias de recuerdo. Por supuesto, esta impresora también haría las delicias de un aficionado exigente, lo que no está tan claro es que pueda amortizar los costes de una manera razonable si sólo imprime sus propias copias.

En cualquier caso, si, por ejemplo, estás preparando una exposición y tienes que imprimir 30 o 40 copias a tamaño A2, podrías prácticamente amortizar la impresora con el dinero que ahorrarías al no enviar el encargo a un laboratorio de calidad.

Características físicas

La impresora Canon ImagePROGRAF PRO 1000 tiene una construcción sólida y robusta y, como consecuencia de ello, su peso alcanza los 32 kilos. Su diseño está muy cuidado. Es sobrio, pero al mismo tiempo elegante y puede por ello está emplazada en cualquier lugar del estudio o de una casa moderna sin que desmerezca la decoración.

La impresora dispone de 2 bandejas para la entrada de papel. Hay una entrada llamada “superior”, que se puede utilizar con papeles normales y es capaz de alojar hojas desde 10×15 centímetros hasta el tamaño A2, y una entrada trasera manual para introducir papeles de arte gruesos. Esta entrada sólo admite papeles de tamaño A4 en adelante.

En ambos casos, tanto la colocación del papel como su tracción es sencilla y eficiente. A diferencia de otras impresoras, esta no cuenta con un sistema para alimentarla con papel en rollo por lo que el tamaño máximo posible es el A2.

Un buen papel, tipo fine art de tamaño A 2 de alta calidad tiene un precio elevado y por eso resulta muy enojoso que se estropee una copia porque el papel ha entrado en la impresora mal alineado, por ejemplo, o porque a mitad de impresión se ha obstruido un inyector.

blank

Para evitar estas situaciones la ImagePROGRAF PRO 1000 viene dotada de un sistema de colocación, alineamiento del papel y también otro de absorción por aire para fijar la posición del papel mientras que se imprime sobre él.

Igualmente, la electrónica de este aparato es capaz de detectar fallos en la impresión por la obstrucción de un inyector (el típico fallo que nos dejara una línea blanca sin imprimir a distancias regulares) y compensarlo en tiempo real con la acción de otros inyectores de modo que no se echaría a perder ninguna hoja de papel por este tipo de anomalía.

La interacción de la ImagePROGRAF PRO 1000 con el usuarios se realiza mediante una pantalla en color de 3 pulgadas desde la que es posible controlar las funciones del aparato, recibir los mensajes de alerta e incluso las instrucciones para montaje y desmontaje de tinteros y otros procesos que es necesario realizar.

Proceso de instalación sencillo

El montaje de esta impresora es sencillo ya que se proporcionan instrucciones paso a paso y el proceso no difiere básicamente del que hay que seguir con cualquier otra impresora. La principal diferencia respecto a otras es que hay que instalar también el cabezal de impresión que viene separado y dentro del embalaje junto a los tinteros y el resto de elementos.

La inserción y retirada de los cartuchos de tinta es extremadamente sencilla por su ubicación. Al contrario de lo que ocurre con muchos otros modelos aquí no hay que abrir la impresora y desplazar el cabezal para acceder a los tinteros. Estos cuentan con su propia puerta frontal desde la que se pueden sacar y colocar los cartuchos sin que la operación interfiera con ningún otro elemento de la mecánica de la impresora.

blank

Conexión wifi

Una vez montada, la impresora debe ser conectada a la red, cosa que se puede hacer por cable o por wi-fi lo que permite colocar la impresora en cualquier lugar dentro de la casa o del estudio.

Esta misma conectividad inalámbrica le permite también entrar en contacto directo con dispositivos móviles como un teléfono o una tableta.  Con la aplicación adecuada, que está disponible tanto para Apple como para Android, se puede enviar directamente una fotografía a imprimir sin pasar por el programa de edición aunque, dicho sea de paso, no creo que una impresora de esta gama vaya a ser empleada por casi nadie para imprimir copias que no han sido previamente editadas en un ordenador.

Tintas y coste de impresión

La impresora Canon ImagePROGRAF PRO 1000 aloja 12 cartuchos de tinta, en realidad, 11 tintas y un cartucho adicional para el optimizador de brillo. Se trata de un extraordinario número de tintas, de hecho, creo que no hay ninguna otra impresoras con más tintas en el mercado. Gracias a esto, permite imprimir fotografías con una excelente fidelidad cromática incluso en colores difíciles como los azules ya que incluye un depósito de tinta azul.

Además, está impresora está optimizada para imprimir copias en blanco y negro de altísima calidad. Para conseguirlo, incluye las tintas negro fotográfico, negro mate, gris y gris fotográfico.

Todas las tintas son de la gama Lucía Pro, las mejores de Canon, elaboradas con pigmentos minerales que garantizan una gran longevidad a las copias. 

Los depósitos de tinta tienen una capacidad de 80 ml, lo que permite imprimir un gran número de copias sin tener que cambiar los cartuchos. Es difícil hacer pruebas de rendimiento pero, según el fabricante, el cartucho negro fotográfico (PBK) tiene un rendimiento estimado de 256 copias A2, el magenta fotográfico (PM) de 374 y el que menos, el Chroma Optimizer (CO), de 97 copias al máximo tamaño.

Calidad de las copias

La mayor parte de las impresiones que he realizado durante las pruebas han sido copias en color a partir de originales de estilo y características muy diferentes, y las he impreso en soportes brillo, satinado y mate, tanto papeles fotográficos como fine art. Los resultados han sido muy buenos sobre todos los soportes.

En el caso de las fotografías de colores vivos y saturados sobre soporte brillo o satinado, el resultado es excelente. Los rojos y los amarillos son muy vibrantes. En fotografías con una gran superficie de azules – que es un color difícil de reproducir bien – con distintas tonalidades y zonas de sombra con detalle, la reproducción es excepcional y las gradaciones cromáticas extremadamente sutiles.

Al mismo tiempo, en el otro extremo, cuando he impreso fotografías de escenas de cromatismo muy suave y tonos pastel o escenas brumosas y con bajo contraste sobre papel fine art mate, las copias brillan por la sutileza y continuidad de los tonos y, en ambos casos, por el aspecto “artístico” y al mismo tiempo la reproducción absolutamente precisa.

Por lo que se refiere al blanco y negro, las copias producidas por la ImagePROGRAF PRO 1000 son de extrema calidad tanto en papeles mate como en brillo, con negros profundos en ambos tipos de soporte. En el caso de impresiones sobre papel baritado el aspecto de la copia es absolutamente “analógico” y la profundidad de los negros impresionante.

También es muy brillante el resultado de la impresora cuando hace copias de fotografía que muestran mucho detalle fino.

Precio de la impresora y las tintas

La ImagePROGRAF PRO 1000 se puede encontrar online por un precio 1.158 euros IVA incluído, esta cantidad ya tiene una rebaja sobre el precio oficial de venta al público.

El otro factor importante importante a la hora de calcular los costes, es el precio de la tinta. En este caso los cartuchos de la Imageprograf PRO 1000 se pueden encontrar online por 45 euros cada uno. Es bastante dinero pero el precio por mililitro está bien si lo comparamos con otros modelos. Por ejemplo, la Canon ImagePROGRAF PRO 300, que utiliza las mismas tintas Lucia Pro, lleva cartuchos de 14  ml de capacidad que cuestan 19 euros.

Si hacemos una simple división, vemos que la tinta de la impresora Imageprograf PRO 1000 sale a 0,56 euros el mililitro mientras que en el caso de la PRO 300, el precio por mililitro asciende a 1,36 euros, casi el triple. Si vamos a imprimir muchas copias, sin duda el ahorro en consumibles con esta impresora se va a notar mucho a la larga.

Conclusión

La Canon ImagePROGRAF PRO 1000 es una impresora profesional que permite producir copias de muy alta calidad tanto en blanco y negro como en color.

Es capaz de imprimir imágenes hasta tamaño A2 sin bordes, incluso sobre papeles gruesos.

La tinta Lucia Pro de pigmentos minerales que emplea asegura una gran longevidad de las copias. El precio por mililitro de tinta de sus cartuchos de 80 ml es bastante competitivo en comparación con los cartuchos de la misma tinta de menor capacidad.

Tiene una capacidad de producción que está a la altura de alguien que produce de manera regular un importante número de copias de calidad.

Las especificaciones completas de este producto pueden verse en el siguiente enlace: imagePROGRAF PRO-1000 especificaciones.

En el siguiente vídeo podéis ver el aspecto de la impresora y algunas de las características de su funcionamiento.

Dejar respuesta

Por favor, haz tu comentario
Por favor, introduce tu nombre