EOS-1D X Mark III, nueva cámara profesional top de Canon

Todas las flotas tienen un buque insignia y el de Canon se llama EOS-1D X Mark III, que será a partir de finales de febrero la largamente esperada sucesora de la EOS-1D X Mark II. ¿Por qué es un buque insignia? Pues sencillamente porque se trata de la mejor cámara que la tecnología de Canon es capaz de producir. La cámara está destinada a los profesionales con un trabajo más exigente y mayores medios económicos también ya que su precio, aún sin confirmar, estará posiblemente en torno a los 7.000 euros.

Canon EOS-1D X Mark III, caractgerísticas

Como los datos son la medida de las cosas, vamos a dar algunos. Estamos hablando de una cámara equipada con un nuevo sensor CMOS de 20,1 megapíxeles de formato completo combinado con un filtro de paso bajo de nuevo diseño para dar mayor definición. El rango ISO de la cámara va de 100-102.400 (ampliable hasta ISO 50 a 819.200). La serie 1DX se ha distinguido siempre por su velocidad de disparo que la hace idónea para fotografía de acontecimientos deportivos. En este caso la Canon EOS-1D X Mark III, es capaz de disparar a 20 fotogramas por segundo con Live view (incluso en formato RAW+jpg) y 16 fps si se está utilizando el visor óptico. Con todo, la verdadera dimensión de la profesionalidad de esta cámara se entiende cuando se lee en las especificaciones que es capaz de disparar ráfagas de 1.000 fotos en formato RAW+jpg si se usan las dos ranuras para tarjetas CFexpress.

Todas estas funciones y prestaciones son posibles gracias a la presencia no de uno sino de dos procesadores, un Digic 8 dedicado al autofoco y un Digic X para el procesado de las imágenes.

Si os preguntáis por la vida estimada de la cámara, esta está en unos 500.000 disparos, una cantidad acorde con el nivel de la cámara y muy lejos de los 150.000 disparos estimados para una cámara semiprofesional.

Otra dimensión de autofoco

También hablando del enfoque se pueden destacar datos sobresalientes. La EOS-1D X Mark III incorpora un nuevo sistema de autofoco (AF) con visor óptico de 191 puntos, capaz de seguir la cabeza y el rostro del sujeto mediante la tecnología de aprendizaje profundo. De esos 191 puntos, 155 puntos son en cruz con lo que es posible plantearse el autofoco en situaciones de seguimiento de sujetos en movimiento incluso a alta velocidad.

La tecnología de AF CMOS de dual píxel de Canon permite 3.869 posiciones de AF seleccionables manualmente y 525 áreas automáticas. En el disparo con Live View, el sistema de AF de la EOS-1D X Mark III es compatible con el seguimiento del AF de la cara, la cabeza y de la detección de ojos. El AF por detección ocular proporciona un seguimiento de alta precisión al fijar y seguir el ojo de un sujeto en movimiento. Con Live View se admite el seguimiento AF/AE durante el disparo en ráfaga de alta velocidad de hasta 20 fps.

Grabación de vídeo

Para estar a la altura del resto de las prestaciones el vídeo tenían que ser también notables. Gracias a su nuevo sensor y procesador, la EOS-1D X Mark III es también ahora la cámara para vídeo más avanzada de objetivos intercambiables de Canon, excluida la serie EOS Cine, ofreciendo Full Frame 4K y siendo compatible con la grabación interna RAW de 12 bits. Es la primera cámara no cinematográfica de Canon que permite grabar en RAW, ofreciendo una gama de colores y tonos más amplia, que pueden ser extraídos en la fase de postproducción para una calidad de imagen superior. Además, con la cámara se puede grabar también vídeo en formato CRM (Cinema RAW Light) de 12 bits a 5,5K (5.472 x 2.886), lo que permite conseguir detalladas grabaciones 4K con sobremuestreo, para satisfacer la demanda de vídeo de alta calidad.

Para quién está indicada la EOS-1D X Mark III

La EOS-1D X Mark III es una cámara para profesionales pero no todos los profesionales necesitan una cámara como esta. Las dos claves para optar por este aparato son la necesidad de disparar en ráfagas largas y a muchos fotogramas por segundo y la de utilizar objetivos ultraluminosos que tienen un peso considerable. Esto señala principalmente a los fotógrafos deportivos y a los de naturaleza.

Las largas ráfagas a una velocidad muy alta de fotogramas por segundo son una absoluta necesidad en deportes como, por ejemplo, el futbol donde captar a los jugadores conforme se mueven o saltan es algo imprescindible para conseguir tomas sobresalientes. Por otra parte, hay algo que casi nadie sabe y es que sólo esta serie de Canon es capaz de usar con éxito las grandes lentes super luminosas de varios kilos de peso que se usan en fotografía deportiva y de naturaleza. Aunque todos los objetivos con la montura EF se pueden montar en cualquier EOS desde la serie 1 a la más modesta 1000, otra cosa bien distinta es que puedan conseguir hacer varias fotografías en ráfaga con AF y perfectamente enfocadas. La batería de las cámaras más modestas, incluso las semiprofesionales como la serie 5D (7.2 V 1.800 mAh), no tienen potencia suficiente para mover con suficiente rapidez las grandes y pesadas lentes de, por ejemplo, un 400 mm f 2.8. Por el contrario, la serie 1D trabaja con baterías de 10.8 v y 10.700 mAh que aportan energía suficiente para conseguir esos movimientos rápidos y reiterativos. En el primer caso una ráfaga puede tener una foto enfocada y varias desenfocadas mientras que con la EOS-1D X Mark III todas las fotografías estarán en foco.

Por supuesto, la Canon EOS-1D X Mark III no aporta sólo velocidad y energía. Tiene lo mejor de lo mejor de la tecnología de Canon en todos los aspectos (sensibilidad, autofoco, grabación de vídeo, etc.) y además destaca su robustez y con ello la fiabilidad de que será un aparato capaz de trabajar en condiciones muy extremas. También de su dureza y resistencia se deriva su larga expectativa de vida, unos 500.000 disparos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here