Home Exposiciones

mapfre--Eamonn-Doyle

La Fundación Mapfre ofrece hasta el 26 de enero en su sala de Bárbara de Braganza de Madrid una exposición dedicada a Eamonn Doyle, artista con una trayectoria todavía reducida en el campo de la fotografía, centrada en su mayoría en la fotografía callejera y, más concretamente, en la capital irlandesa a la que ha dedicado su Trilogía de Dublín.

Esta exposición, contiene 153 fotografías, 5 foto libros y una video-instalación de nueve pantallas. Por un lado, puede considerarse como una retrospectiva porque muestra todas las series del fotógrafo, y por otro también podría considerarse como de obra reciente porque dada la trayectoria del autor, las imágenes se remontan solo hasta 2013.

No sé si por el cambio al frente de la dirección de exposiciones de la Fundación o por otra razón, lo cierto es que esta exposición rompe con la línea de retrospectivas de grande autores consagrados y clásicos que había marcado hasta ahora la política de exposiciones fotográficas de Mapfre.

mapfre--Eamonn-Doyle

Estructura de la exposición

Las 153 fotografías de la muestra se organizan en seis secciones temáticas.

El recorrido comienza con las fotografías de la «trilogía de Dublín», formada por las series i, ON y End. En ella se observan las capturas de los alrededores de su ciudad natal realizadas desde ángulos inesperados, que revelan una visión original de la ciudad y sus habitantes.

Estas series con su uso estratégico del recorte y el encuadre transmiten momentos de quietud y de energía frenética, de soledad y de comunidad que permiten al espectador experimentar el ritmo único del Dublín de Doyle.

Continúa la muestra State Visit, en la que se pueden observar treinta y seis imágenes de alcantarillas fotografiadas durante los días previos a la visita de Estado a Irlanda de la Reina Isabel II en 2011. Las tapas están marcadas con pintura amarilla o blanca para indicar que han sido revisadas por las fuerzas de seguridad, y para revelar cualquier otra manipulación.

Sigue el recorrido con la video-instalación, una obra en nueve pantallas que cambian constantemente sobre una ciudad en movimiento, Dublín. Construida cinematográficamente como una serie de secuencias que se despliegan en paralelo mediante el movimiento de personas atrapadas en el tiempo y el espacio.

mapfre--Eamonn-Doyle

La exposición finaliza con K, que engloba imágenes de figuras espectrales recogidas en la costa oeste irlandesa y en el paisaje de Extremadura. K es una serie conceptual que busca las fuerzas que habitan en nuestro interior, además de una lucha para entender la muerte, el amor y los elementos vitales que conectan todas las cosas.

La muestra, comisariada por Niall Sweeney, incluye la mirada personal del artista sobre la capital irlandesa – el drama y el ritmo de la ciudad, su luz, su textura y sus habitantes – y también la serie conocida como «K», que engloba imágenes de figuras espectrales recogidas en la costa oeste irlandesa y en el paisaje de Extremadura.

El artista: Eamonn Doyle

Eamonn Doyle (Dublín, 1969) estudió pintura y posteriormente fotografía en la universidad (1987‑1991), y a continuación se dedicó a viajar con la idea de convertirse en un «fotógrafo del mundo». Al regresar a Irlanda convirtió un edificio que había albergado un negocio familiar en un complejo de estudios para artistas, cineastas y fotógrafos.

En 1994 dejó la cámara y lanzó el sello D1 Recordings, a través del cual empezó a producir un género único y muy influyente de música electrónica con base en Dublín. Doyle pasó los siguientes veinte años inmerso en el mundo de la música, publicando discos, haciendo colaboraciones, grabando, dirigiendo festivales y viajando por todo el mundo, esta vez con discos de vinilo bajo el brazo en lugar de una cámara.

Durante la última década, sin embargo, Doyle ha vuelto a una práctica fotográfica rigurosa, centrada especialmente en las calles de su ciudad natal, Dublín.

Para el fotógrafo la cámara se convierte en otra forma de seguir trabajando con un tipo de música diferente, concentrándose en su ritmo, en la vibración universal de la existencia cotidiana.

En la actualidad, él sigue viviendo y trabajando en Dublín, en su casa de Parnell Street, en cuyo sótano sigue operativo el estudio de D1 Recordings.

Dejar un comentario: