Home Equipo

Halloween me ha traído extraños pensamientos, algo así como una macabra curiosidad por pensar en los objetivos fotográficos más grandes del mundo, esos que te dejan muerto de envidia o muerto de asombro o muerto del dolor lumbar que produciría el llevarlos encima.

La verdad es que el ranking de esa peculiar carrera no tiene sitio para muchos participantes. Estos que viene a continuación son las estrellas que ocupan el podio.

Canon 5.200 mm

El ganador absoluto por distancia focal y peso es sin duda un objetivo de Canon fabricado hace ya muchos años. El Canon 5.200 mm f/14, que colocado en una cámara con factor de recorte (APSC) se convertiría en un 8.320 mm. Creo que la última vez que se vendió en una subasta salió por 45.000 dólares aunque no sé cómo se remató.

El objetivo, pintado de gris, parece más una pieza de artillería que una lente Canon y con sus 100 kilos no está precisamente pensado para llevarlo al campo para fotografiar pájaros. Más bien parece una lente de campaña destinada a la observación policial o militar, no en vano es capaz de fotografiar sujetos a distancias entre 30 y 50 kilómetros. Vamos que un fotógrafo de bodas de Madrid no tendría que desplazarse a Boadilla para cubrir un evento 😊.

Para los más técnicos, deciros que es un objetivo catadióptrico (de ahí que su tamaño sea relativamente reducido para la focal) y por tanto carece de diafragmas, cosa que suple con filtros de densidad neutra para disminuir la intensidad luminosa si fuera necesario.

En el siguiente vídeo se puede ver una demo de su potencia espía y también la importante aberración cromática que tiene.

Leica 1.600 mm

De este objetivo ya hablamos cuando Leica lo fabricó hace cinco años para un jeque fotoaficionado, Mohammed Bin Saud Al-Thani de Qatar. De él no se puede decir que la tenga más larga que nadie, la óptica, pero sí la más cara ya que este Leica APO-Telyt-R 1:5,6 / 1600 mm se vendió por 2 millones de dólares. Estéticamente es mucho más bonito que el Canon y además cuenta con un punto rojo con la palabra Leica en el centro, el no va más para fotógrafos fetichistas.

Como es un objetivo único y los jeques son muy reservados, no creo que nunca lleguemos a ver pruebas para comprobar su aberración cromática o su resolución, pero sí que podemos saber algunas de las características de su construcción. Viene con una montura Leica R, mide 1,2 metros de largo que llegan hasta 1,55 si le añadimos su parasol, tiene un diámetro máximo de 42 cm, y pesa 60 kilos.

En el momento de su adquisición el feliz propietario pensó en todo y encargó también un Mercedes 4×4 modificado especialmente para servir de soporte a este objetivo, vamos, lo normal que cualquiera habría hecho. Ya se sabe, el dinero no da la felicidad… pero ayuda a comprar equipo fotográfico.

Sigma 200-500… pero f/ 2.8

Mientras que los dos objetivos precedentes sólo se hacen por encargo, este de Sigma es un objetivo de serie, aunque debe de ser una serie bastante limitada, por el sitio que ocupa en el armario.

En este caso no es la distancia focal sino la luminosidad lo que hace que el objetivo entre en la categoría de lo monstruoso y le da un peso de 16 kilos, no es necesario un Mercedes para sujetarlo, pero sí un trípode muy, muy robusto, pese a que la foto de este bien humorado blogero de fotografía sujetándolo a pulso, se hizo famosa en el mundo

En la página americana de Amazon es posible adquirir este objetivo por 25.999 dólares, peanuts, aunque casi siempre hay que darse prisa porque por lo general no les queda más que una unidad en stock. Por cierto, si visitáis la página no dejéis de ver los comentarios jocosos de los usuarios, son de lo mejor.

 

2 respuestas a este post
  1. La verdad es que no se me olvidó, era consciente de su existencia pero tenía poca documentación sobre él. Muchas gracias por el apunte

Dejar un comentario: