G-Drive SSD, pequeño, veloz y blindado frente a agua, polvo y golpes

SanDisk ha creado una línea de discos SSD ultra rápidos especialmente útiles para profesionales y aficionados a la fotografía y el vídeo ya que permiten sacar copias de seguridad sobre el terreno porque su velocidad de lectura y escritura es muy alta, hasta 10 Gb por segundo si se conectan a un puerto USB 3.2 2Gen y su capacidad muy alta, hasta 4 TB.

Ultra resistentes frente a agresiones externas

blank

El apellido Professional con el que SanDisk ha bautizado a esta línea de discos G-Drive SSD proviene de sus características físicas y resistencia que los hacen adecuados para respaldar en ellos datos de gran valor como una sesión fotográfica o una grabación de vídeo.

El índice de protección de los discos SanDisk Professional G-Drive SSD es de IP 67. Cada uno de los dos números de este índice tiene un significado. Así el primero nos indica la resistencia frente a sólidos y el 6 es el grado más alto de resistencia. Esto significa que estos discos son completamente herméticos frente al polvo o la arena. El segundo número indica la resistencia frente a los líquidos y la escala va del 1 al 8. El 7 que llevan estos discos significa que pueden permanecer sumergidos en agua hasta 30 minutos a un metro de profundidad sin que su interior quede afectado.

Además, los G-Drive SSD son también resistentes a caídas de hasta 3 metros de altura y aguantan aplastamientos de hasta 907 kilos por lo que no les pasaría nada si los pisamos o incluso si una rueda de un coche pasa sobre ellos (aunque los coches pesan más de 950 kilos, la presión transmitida por el neumático sobre una superficie pequeña como la del disco es una fracción muy reducida del peso del vehículo).

Alta velocidades de lectura y escritura

La única comunicación con el exterior del hermético diseños de los G-Drive SSD es la interfaz USB C situada en su parte superior. Esa interfaz los hace compatibles con todos los ordenadores que dispongan de un puerto USB de cualquier generación ya que el disco se suministra con dos cables, uno de ellos de USB C a USB A (el normal).

Sin embargo, el puerto del G-Drive SSD es un USB-C con interfaz USB SuperSpeed de 10 GB/s (USB 3.2 Gen 2) lo que permite que, al conectarlos con ordenadores que dispongan de esa misma interfaz, se puedan alcanzar unas velocidades de transferencia constantes muy altas que permiten guardar, editar y almacenar rápidamente archivos de gran tamaño, incluso vídeos grabados en 4K.

En el siguiente vídeo puedes ver una reseña del producto

blank

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz tu comentario
Por favor, introduce tu nombre