Home Equipo

Filtro polarizador

¿Siguen teniendo sentido los filtros fotográficos en la era de la fotografía digital? Claramente, la respuesta es sí, pero con matices. Algunos de los antiguos filtros de fotografía resultan hoy totalmente innecesarios, pero hay otros que todavía son insustituibles ya que su efecto no se puede emular adecuadamente en el procesado digital. Ese es el caso del filtro polarizador.

Es posible que hayáis visto que hay algunos plug-ins para Photoshop que nos ofrecen hacer efecto “polarizador”. Generalmente, el resultado se traduce en que saturan el azul del cielo. Sin embargo, un verdadero filtro polarizador no sólo hace más intenso el azul del cielo en determinadas condiciones lumínicas, sino que también consigue otros efectos que son imposibles de emular con Photoshop o Lightroom.

El mejor ejemplo de esto es el efecto que consiguen los filtros polarizadores cuando se interponen entre la cámara y una superficie reflectante. No importa si se trata de la portada de un libro, las baldosas de una habitación, las hojas de una planta, el capó de un coche… en todos los casos, una determinada orientación del filtro polarizador hará que los reflejos disminuyan o se eliminen. En el caso de las superficies curvas, disminuirán en una parte de la superficie y en el caso de una superficie plana pueden eliminar el reflejo completamente.

Ejemplos resultados del filtro polarizador

Creo que los siguientes ejemplos ayudan a ver con claridad el efecto del filtro polarizador.

La primera de estas fotografías de un jardín está hecha sin filtro polarizador y la segunda con él. Como podéis ver el cielo de la segunda imagen es algo más oscuro e intenso. Esto es algo que podríamos conseguir con facilidad mediante los ajustes de lightroom, Adobe Camera Raw o Photoshop.

Filtro polarizador
Filtro polarizador

Sin embargo, si miráis con detalle las hojas verdes de la hiedra os dareis cuenta de que en la segunda fotografía no sólo tienen un verde más intenso si no que el verde cubre toda la superficie de las hojas. Han desaparecido los reflejos o altas luces que había en ellas. Esta es la parte que no podríamos conseguir de ninguna manera con el procesado fotográfico puesto que no hay simplemente una intensificación del color sino que la cámara ha captado una realidad distinta.

En este otro segundo par de imágenes hemos fotografiado un suelo de baldosas que, de forma natural, reflejan la luz. La primera de las fotografías está hecha sin filtro polarizador y por ello unas de las baldosas están oscurecidas (ya que reflejan la parte no iluminada de la pared del fondo) y la otra muy brillante porque refleja la luz que entra del exterior. Por el contrario, en la segunda fotografía el filtro polarizador consigue igualar el color de las baldosas porque disminuye tanto el reflejo oscuro de la pared no iluminada como el reflejo claro de la luz que entra a través de los visillos. Conseguir algo así mediante Photoshop llevaría muchísimo tiempo.

Filtro polarizador
Filtro polarizador

Como previsualizar el efecto de un polarizador

Mi método para previsualizar el efecto ante el polarizador es heterodoxo sencillo y creo que muy recomendable. Tanto cuando hago fotos como cuando no, en exteriores uso gafas de sol polarizadas que funcionan exactamente igual que lo haría un filtro polarizador en nuestro objetivo. Cuando quiero ver la diferencia entre la imagen polarizada y no polarizada, lo único que tengo que hacer es girar lateralmente la cabeza y con ello veo de forma directa si los cristales polarizadores están teniendo efecto en esa situación concreta de luz y con esa orientación de mi mirada. Si funciona con las gafas funcionará igualmente con el filtro. Os aseguro que la realidad se ve mucho más bonita con gafas de sol polarizadas. Suena a broma, pero no lo es. Con las fotos pasa lo mismo.

Usar el filtro polarizador

El uso del filtro polarizador es sencillo, basta con encuadrar la imagen y una vez hecho eso girar el filtro hasta que consigamos que se intensifiquen los colores o se eliminen los reflejos según nuestro gusto. El control visual es absolutamente fundamental.

Si estamos fotografiando una superficie reflectante, el polarizador siempre conseguirá eliminar el reflejo total o parcialmente. Por el contrario, si lo que queremos es utilizar el filtro polarizador para oscurecer el cielo, no siempre obtendremos el resultado deseado. Este va a depender de la posición del sol en el firmamento y el ángulo desde el que fotografíamos la escena. En unos momentos y con una orientación conseguiremos un cielo muy oscuro de azul intenso mientras que en otros la utilización del filtro no influirá prácticamente en el resultado de la imagen.

La desventaja del polarizador

Debes tener en cuenta que el filtro polarizador no es un filtro adecuado para tener en todo momento montado sobre el objetivo. Esto es debido a que, al llevar dos cristales oscuros uno sobre otro, se come bastante luz. En la práctica su uso hará que tengamos que abrir el diafragma uno o dos puntos de diafragma.

Si queremos ver el lado positivo de la cuestión, siempre podemos pensar que el polarizador también puede actuar como un filtro ND, de densidad neutra , por lo que actúa también como si fuera un filtro de densidad neutra que reduce la luz que llega al sensor de la cámara.

Filtro polarizador

Tipos de filtro polarizador

Tradicionalmente, los filtros polarizadores han sido redondos. Tiene todo el sentido porque al usarlo el fotógrafo debe girar la superficie exterior del filtro hasta encontrar el punto o de polarización más adecuado para el sujeto que está fotografiando. No obstante, existen también filtros polarizadores de forma cuadrada o rectangular para monturas de este tipo y en ese caso debemos girar toda la montura para apreciar el efecto del filtro. Lo malo es que al hacerlo resulta más fácil modificar el enfoque.

La gran ventaja de los filtros polarizadores cuadrados es que con un solo filtro tenemos suficiente para todos nuestros objetivos (suponiendo claro que tengamos arandelas adaptador as de la montura porta filtros cuadrados para los distintos diámetros de nuestras mentes).

Personalmente, aunque utilizó filtros cuadrados para otros fines, prefiero que mi polarizador sea circular ya que me resulta más cómodo e intuitivo usarlo.

Filtro polarizador

Filtros slim para objetivos gran angulares

Si vais a comprar un filtro polarizador circular, es muy importante que sepáis que los hay de dos tipos, normales y Slim. Los primeros sirven para cualquier objetivo que no sea ultra gran angular.

Por el contrario, si queréis montar un filtro polarizador circular sobre un objetivo ultra gran angular tendrá que ser uno con montura slim, es decir finita, de lo contrario, la montura del filtro haría un círculo negro en las esquinas de la imagen.

Tanto para la fotografía de paisajes como para la de producto y arquitectónica, el filtro gran angular es una ayuda inestimable que incidirá muy positivamente en el resultado de las fotografías.

Dejar un comentario: