Concedido el 25º premio Luis Valtueña a la fotografía comprometida

El fotógrafo polaco Jędrzej Nowicki es el ganador de la 25ª edición del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña que organiza Médicos del Mundo, en homenaje a sus cooperantes asesinados en labor humanitaria. También han resultado finalistas el fotógrafo italiano residente en Perú Alessandro Cinque, el venezolano afincado en México Alejandro Cegarra y el francés Jérémy Lempin. La exposición de las obras ganadoras y la entrega de premios se realizará en marzo de 2022 en la sala de Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, si la situación sanitaria lo permite. Posteriormente, las imágenes premiadas recorrerán distintas ciudades españolas.  

Los trabajos del ganador y los finalistas han sido escogidos entre 808 candidaturas procedentes de 94 países que totalizaban casi 7.000 imágenes, el récord del certamen. La participación ha sido genuinamente internacional con 103 trabajos de España  y una nutridísima representación de Brasil (74), Irán (74), India (65), Rusia (42), México (36), Estados Unidos (31), Italia (31), Bangladés (28) y Colombia (26).

El trabajo de Nowicki se titula Las cicatrices, y se centra en la represión de las protestas de 2020 en Bielorrusia contra el régimen del presidente Lukashenko. La serie habla de cicatrices que ahondan en la división social de un país y también de las heridas físicas y psicológicas infligidas sobre cientos de personas. Los protagonistas de esta serie son opositores al régimen, familiares de personas torturadas y encarceladas, pero también jóvenes soldados arrastrados a un conflicto con el que no se identifican.

blank
Jędrzej Nowicki , Cicatrices

El jurado ha valorado en el trabajo de Jędrzej Nowicki “su novedosa aproximación gráfica al conflicto y las diferentes facetas que explora, huyendo de la obviedad, además de su brillante edición, que aporta si cabe más fuerza al mensaje”.

El finalista Cinque, con su trabajoPerú, un estado tóxico, muestra las consecuencias de la minería sobre el medio ambiente y las comunidades indígenas en el país que es el principal productor de oro, plata y plomo de América Latina.

blank
Alessandro Cinque , Perú un estado tóxico

Por su parte Cegarra refleja en Los dos muros la militarización de la frontera entre Guatemala y México para impedir el avance de las caravanas migrantes centroamericanas.  Finalmente, el trabajo de Lempin, con su original Doctor Peyo y Mister Hassen, relata la historia de un caballo de competición reconvertido en “terapeuta” para personas gravemente enfermas.

blank
Jérémy Lempin, Doctor Peyo y Mister Hassen

El ganador obtendrá una dotación directa de 6.000 euros, una cámara fotográfica Leica Q2 valorada en más de 5.000 euros y 10 fotolibros editados por La Fábrica. 

Perfil de los galardonados

Jędrzej Nowicki (1995). Fotógrafo documentalista, su trabajo se centra en los derechos humanos, la solidaridad y la injusticia social, así como en cuestiones medioambientales. Buen conocedor de Europa central y oriental, también ha fotografiado en Oriente Medio y África. En sus inicios colaboró principalmente con Gazeta Wyborcza, el mayor diario de Polonia, para el que cubrió los grandes acontecimientos nacionales e internacionales. Ahora sus imágenes se publican en revistas internacionales como Le Monde, Die Zeit, Newsweek, The Sunday Times Magazine, The Wall Street Journal y Vogue, entre otras. 

Alessandro Cinque (1988). En 2017, durante un viaje por el Valle Sagrado de los Incas, conoció a una mujer que le dijo que tenía cáncer porque el agua de su aldea estaba muy contaminada. Desde entonces, Alessandro se ha comprometido a fotografiar los efectos de la contaminación que impregna los cultivos, el ganado y los hogares de las personas que residen cerca de los sitios mineros, desde Perú a Senegal pasando por Arizona. Colaborador de Reuters y embajador de Leica, ha publicado trabajos en The New York Times, MarieClaire o L’Espresso. Ganador de un PoYi en 2019 y del Focus on the Story Grant en 2020, este año resultó beneficiario del fondo de emergencia de la National Geographic Society para periodistas. 

Alejandro Cegarra (1989). Nacido en Caracas (Venezuela), trabajó para distintos periódicos de su país desde 2012 y se convirtió después en colaborador freelance para diferentes medios como Associated Press, Bloomberg, The New Yorker, The New York Times o The Washington Post, entre otros. Su obra personal reflexiona sobre el sentido de pertenencia, la pérdida y la búsqueda de un hogar, desde la experiencia personal a la colectiva. También denuncia las violaciones de los derechos humanos tanto en Venezuela, como en México,     donde ahora vive. Su más reciente galardón es el premio Fotoevidence Book 2021, como parte del colectivo Covid Latam. 

blank
Alejandro Cegarra, Los dos muros

Jérémy Lempin (1983). Fotógrafo y suboficial de la armada francesa, ha documentado durante diez años las actividades del ejército galo. En 2016, decidió dejar de lado su faceta de soldado para asumir plenamente el chaleco de fotoperiodista. Ganador de un POY, un World Press Photo y el Visa d’Or Magazine en 2021, Lempin es hijo de un mecánico y de una asistente de cuidados intensivos, lo que le marcó tanto como las fotos de Robert Capa que le fascinaban de niño. Colabora regularmente con numerosos medios como Le Figaro Magazine, Aftenposten, Repubblica, L’Equipe o Libération. 

Historia del Premio

El Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña se convoca anualmente en recuerdo de Luis Valtueña, Flors Sirera, Manuel Madrazo y Mercedes Navarro, cooperantes de Médicos del Mundo asesinados en Ruanda en 1997 (Luis, Flors y Manuel) y Bosnia en 1995 (Mercedes) cuando trabajaban en proyectos de acción humanitaria. Luis Valtueña era fotógrafo de profesión y en España trabajaba como reportero en la Agencia Cover, motivo por el cual este premio lleva su nombre. 

El certamen reconoce el trabajo de fotógrafos/as que a través de sus imágenes denuncian injusticias y abusos o bien dan testimonio de quienes las combaten. Médicos del Mundo apuesta firmemente por la fotografía documental para sensibilizar a la ciudadanía sobre todo el camino que a la humanidad le queda por recorrer para alcanzar el disfrute común de los derechos humanos, entre ellos, el derecho a la salud. 

Dejar respuesta

Por favor, haz tu comentario
Por favor, introduce tu nombre