Home Exposiciones

fOTOGRAFÍA DE MONTAÑA HISTÓRICA John-Jullien-CIRCA 1880 B

La fotografía de paisajes de montaña es, a día de hoy, una especialidad que produce bellísimas imágenes en las que no sólo resalta la maestría del fotógrafo sino también se hace patente el alto nivel deportivo necesario para poder acceder a las localizaciones que se plasman.

La fotografía de montaña está incorporada a nuestro acervo iconográfico y la vemos como algo habitual pero hubo un momento en el que no era así. La exposición Sin límite vertical. Fotografía de Montaña, organizada por el museo suizo de l’Elysée recoge 300 imágenes que trazan una evolución histórica de la fotografía de montaña. El comisario de la muestra va más allá y sostiene la tesis de que es la fotografía quién ha creado el paisaje de montaña, algo inexistente antes de que esta técnica lo revelará a los ojos del mundo.

La fotografía es heredera de una cierta idea de las montañas y de lo sublime, estrechamente ligada al romanticismo pictórico. Hasta el siglo XIX, la montaña era considerada como “país de Dios”, un lugar maldito y surrealista, inaccesible al hombre. Los pioneros de la fotografía de montaña revelaron cumbres que aún no habían sido conquistadas.

René-Burri,-Alpes-suisses-vues-d avion,-1981

La muestra es un verdadero catálogo de todas las formas en que se puede retratar y se ha retratado el paisaje de la montaña. Hay imágenes decimonónicas maravillosas de personas que cruzan cumbres heladas vestidas con faldas largas y trajes de domingo y también fotografías de cumbres orgullosas sobre las nubes que han sido tomadas desde aviones. Entre unas y otras media la historia de la fotografía, desde los maestros que subían a la montaña con 250 kilos de pertrechos para poder montar su laboratorio portátil y revelar las placas al colodión húmedo, hasta las imágenes que hoy en día es posible captar con ligeros equipos digitales.

Con cerca de 300 fotografía, de las que tres cuartas partes provienen de las colecciones del propio Museo del Elysée, Daniel Girardin, conservador jefe del museo y comisario de la exposición, pone en un lugar privilegiado las estampas de cada época, incluyendo muchas obras contemporáneas. “Las montañas y especialmente los Alpes europeos son el punto fuerte de las colecciones del Museo del Elysée. Entre los tesoros de las colecciones expuestas se encuentran placas de Gabriel Lippmann, grabados de René Burri, Emile Gos, Francis Frith, Adolphe Braun y William Donkin, así como contemporáneos como Balthasar Burkhard, Matthieu Gafsou, Pierre Vallet e Iris Hutegger.

Jacques-Pugin_Glaciers

La exposición se organiza en torno a cuatro enfoques de la fotografía de montaña:

  • Fotografía científica, con muchas huellas de glaciares que ayudaron a estudiar las rocas y se convirtieron en una documentación visual de la geología
  • La fotografía de viaje, que facilitó la venta de cientos de impresiones a los turistas a partir de la década de 1860
  • Fotografía de montañismo revelando paisajes de montaña inaccesibles
  • Fotografía de bellas artes
  • Estos cuatro enfoques se unen a medida que el visitante se mueve a través de la exposición.

La exposición revela las estrategias formales utilizadas por los fotógrafos para presentar la montaña: horizontalidad, verticalidad, frontalidad y planos a ras de tierra o vistas aéreas. La exposición también destaca las técnicas utilizadas por los fotógrafos: los grandes formatos del siglo XIX, panorámicas, fotografías estereoscópicas y los grandes formatos digitales utilizados hoy en día.

Os recomiendo la lectura del reportaje publicado por José Ángel González en el periódico 20 minutos que podéis encontrar en este enlace: La fotografía como inventora del paisaje de alta montaña

Yann-Gross,-Avalanche-4-2006

Dejar un comentario: