Home Exposiciones

Peter Hujar - A la velocidad de la vida

Peter Hujar es el nombre que encabeza el cartel de la nueva exposición de la Fundación Mapfre en Barcelona. Se trata de un fotógrafo, un cronista en blanco y negro que, hasta su muerte de sida en 1987, narró con un estilo un tanto descarnado y propio su entorno de amigos, la ciudad en la que residía y también la moda de su tiempo.

La muestra, que lleva el título de A la velocidad de la vida y está compuesta por 160 fotografías, pone de manifiesto la amplitud, la profundidad y la singularidad de su obra cuyos retratos ejercieron una influencia significativa y transformadora en la fotografía de la segunda mitad del siglo XX.

Su trayectoria, que estuvo marcada por su evolución personal más que por éxitos palpables, se desarrolló durante las décadas de los años 1950, 1960 y 1970, coincidiendo con un Nueva York que era escenario de los primeros movimientos de liberación homosexual y de los estragos causados por el sida, en la década de 1980.

La utilización del blanco y negro, junto con un estilo definido por la sencillez, hace que sus fotografías resulten profundamente evocadoras y conmovedoras. A través de su cámara, Hujar profundiza en el que es su principal interés: generar una atmósfera de intimidad que le permita establecer una relación directa con el retratado y adentrarse en su verdadera naturaleza.

A la velocidad de la vida, compuesta por 160 fotografías, está organizada teniendo en cuenta las preferencias del artista. En lugar de mostrar las fotografías por separado optaba en presentarlas en yuxtaposiciones enérgicas, sorprendentes y, a veces desconcertantes.

PETER HUJAR Gelatina de plata Colección de Richard y Ronay Menschel

Peter Hujar. Candy Darling on Her Deathbed. 1973

En el primer tramo de la exposición se encuentran las fotografías que realizó entre 1950 y 1960. Hujar aspiraba a ser fotógrafo de moda como sus ídolos Lisettet  Model, Irving Penn y Richard Avedon, de quien recibió clases magistrales.

Entre los años 1958 y 1963 vivió principalmente en Italia y tras estudiar un año de cinematografía en Roma regreso a Nueva York. De esta época destacan las fotografías sobre las catacumbas de Palermo.

Una vez establecido en la Gran Manzana se movió en el círculo de la escritora Susan Sontag, a la que retrato en 1975, y la Factoría de Andy Warhol y durante cuatro años se dedicó a ser fotógrafo de moda. Publicó sus fotografías en Harper’s Bazaar y GQ antes de llegar a la conclusión de que el ajetreo del trabajo en las revistas no era lo suyo.

La segunda parte de la exposición muestra sus obras más tardías, fotografías que recogen desde 1970 hasta su muerte. En 1973, Hujar dejó sus aspiraciones profesionales para centrarse en lo que verdaderamente le motivaba. Fotografió, siempre en blanco y negro, el ambiente bohemio y radical del downtown neoyorkino de estos años, donde los protagonistas son escritores, cineastas, actores y las subculturas de Nueva York.

Destacan los retratos que hizo a su amigo, el actor drag, Ethyl Eichelberger y las que realizó en las zonas más deprimidas de los alrededores de Nueva York. Aquí fotografío las ruinas industriales y los muelles abandonados del río Hudson en la parte baja de Manhattan.

Peter Hujar murió en 1987, once meses después de ser diagnosticado de sida.

08.Peter Hujar Susan Sontag 1975

Dejar un comentario: